La Cabaña de la Esperanza, conservación en el Eje Cafetero

IMG_0003

Situada entre varios valles rodeados de prados de pasto por un flanco y por inmensos bosques de niebla en el otro, se encuentra La Cabaña de la Esperanza. Una pequeña hacienda que hace de punta de lanza del proyecto de conservación ambiental llevado a cabo por Mauricio, quien pocos años después de heredar un conjunto de predios decidió protegerlos en lugar de dedicarlos a la explotación ganadera, actividad principal de la región. Aquí, en los lindes el Valle de Cocora, otrora invadido por frondosos bosques marcados por su doble altura de dosel debido a la presencia de la Palma de Cera, es ahora habitual encontrar largos terrenos ausentes de todo árbol o rastrojo (salvo alguna que otra Palma dejada ahí por fines decorativos/turísticos) que son dedicados al pasto de ganado (muchas veces sembrado con especies de pasto africanas) o al cultivo intensivo de especies no nativas.

Sin embargo, desde hace unos años existe en la región del eje cafetero un grupo de propietarios de terrenos que colaboran juntos para proteger el medio en la cordillera andina colombiana. Personas como Mauricio, Dignori, Beatriz, Carlos o Margarita, entre otras, contribuyen día a día a mantener esta región fuera del alcance de la minería, el turismo masivo o la explotación ganadera extensiva.

La Cabaña de la Esperanza se encarga de conservar regiones de bosque húmedo y páramo que de otra manera habrían desaparecido hace largo tiempo. Entre Mauricio, Oto y Néstor desarrollan labores de vigilancia del área, proyectos de ecoturismo con capacidad de carga controlada y actualmente están desarrollando proyectos de concienciación ambiental para informar a la gente de la biodiversidad que se protege en éstas tierras.

De la mano de estas tres grandísimas personas, nos adentramos a caballo hasta la Cabaña, desde donde realizamos el levantamiento de los senderos de acceso a la hacienda, el sendero de observación de aves y el sendero de investigación de acceso al páramo, entre otros.  Además, realizamos el dimensionamiento y asesoramiento para la instalación de un sistema de energía solar fotovoltaica para la Cabaña, que actualmente se encuentra sin suministro eléctrico y una serie de recomendaciones para la gestión ambiental de la Reserva y el desarrollo de proyectos ecoturísticos.

Agradecemos enormemente a todas las personas involucradas en La Cabaña de la Esperanza por su ayuda prestada, y les deseamos que sigan conservando tan preciada área por mucho tiempo.